Ordesa…

Una visita merecida en Otoño es el Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido, además de los tonos ocres en la vegetación, te dejan impresionado los farallones que te rodean. No he podido por menos resistirme a cambiar el registro de la cámara y pasar al modo de blanco y negro, al estilo Ansel Adams, a reflejar el contraste y la majestuosidad de la pared quitando el protagonismo al color…

Visiting Parque Nacional de Ordesa y el Monte Perdido in fall is a must, despite the ocher tones all around the trees, you become impressed by the surrounding cliffs. I could not resist changing the camera profile and move into bw mode, trying to mirror Ansel Adams style, just to reflect the majesty of the walls, and removing all significance of the color…

 

22102016-_N8A4109